Civiciti uses cookies to make your experience better. More info

Presupuestos Participativos

Presupuestos Participativos

Los Presupuestos Participativos son una herramienta moderna y eficaz de participación y gestión. A través de ellos se genera un diálogo directo entre el cliente y los usuarios de la plataforma sobre asuntos concretos que afectan el día a día. Los presupuestos participativos permiten debatir y decidir sobre el destino de una parte del presupuesto total organizando las preferencias de los usuarios en propuestas que se someten a votación.

La propuesta de Civiciti para resolver las necesidades de nuestros clientes en cuanto a la ejecución de procesos de Presupuestos Participativos se basa no sólo en los mecanismos de votación, sino que se extiende más allá estableciendo todo un proceso de fases relacionadas entre sí. Cada una de estas fases dispone de herramientas de gestión específicas para ayudar a los administradores a gestionar de manera fácil e intuitiva todos los subprocesos implicados:

Diseño del proceso.
Diseñaremos el proceso que se necesita poner en marcha: objetivos, calendario, mapa de actores, público, mensaje,… Con la información recogida, procederemos a elaborar los materiales que necesitaremos para arrancar nuestra campaña.

Campaña informativa.
La fase informativa es vital si se quiere obtener una buena respuesta de los usuarios. Es necesario informar sobre lo que va a tener lugar en los próximos meses, explicando qué métodos se van a seguir y cómo se puede participar. También se deben exponer los criterios de evaluación interna que se aplicarán.

Deliberación.
Con la neutralidad y la seguridad como valores diferenciales, es el momento en el que los usuarios hacen llegar sus propuestas, aportaciones o ideas. Debemos ser capaces de integrar a todas las percepciones y sectores de la comunidad a la que nos dirigimos.

Evaluación técnica.
Esta fase está destinada a la valoración por parte del cliente de las propuestas, ideas o conclusiones extraídas del período de deliberación. La evaluación tiene diferentes facetas; la viabilidad económica, logística y la comprobación del amparo legal y competencial de las propuestas.

Votación.
Una vez que se han evaluado y validado las propuestas recogidas es hora de someterlo al escrutinio público. La comunicación y promoción son indispensables. Llegados a este punto a veces es muy necesaria una campaña de comunicación de fomento y motivación del voto.

Presentación de resultados.
Esta fase se puede plantear como un primer retorno a los participantes, demostrando que se han escuchado y tomado en consideración sus aportaciones. El muestreo de datos debe presentarse en diferentes canales de comunicación para poder llegar al mayor número de usuarios.

Balance de ejecución.
Es necesario realizar una retrospectiva del nivel de aplicación de las medidas adoptadas en el proceso participativo. Esta fase promueve la confianza en el proceso de los usuarios y demuestra la utilidad de la participación previa, animando a hacerlo en acciones similares en un futuro.

Volver a la home

Suscríbase a nuestra newsletter

Pin It on Pinterest