Civiciti uses cookies to make your experience better. More info

La participación de los alumnos en el gobierno y el funcionamiento de la Escuela.

30/10/2017

Jordi Collado Llombart. Director Garbí Pere Vergés Badalona.

La Escola Garbí Pere Vergés de Badalona es una escuela concertada, laica, abierta y plural que tiene 870 alumnos de infantil 3 a 2º de bachillerato, en dos líneas.

Forma parte de la Fundació Escoles Garbí y junto con otra escuela hermana, fue fundada por el pedagogo Pere Vergés y por lo tanto, ambas son herederas de la Antigua Escola del Mar y del movimiento Escola Nova.

En la Fundació Escoles Garbí formamos a los hombres y mujeres del futuro como ciudadanos proactivos, capaces de transformar la sociedad en que vivimos, en un entorno justo, solidario y sostenible.

Nuestros alumnos, acompañados por unos educadores que son referentes en todo momento y en un entorno de atención personalizada, aprenden a pensar, sentir, amar y actuar con una metodología vivencial de aprendizajes y valores, lo que les permite liderar y desarrollar su proyecto vital, desde los 3 a los 18 años.

La Escuela Garbí Pere Vergés se estructura como una ciudad ideal donde todos ejercen sus derechos y sus deberes. La ciudad actúa como motor y generador de una convivencia basada en el respeto, la libertad y la responsabilidad.

Nuestro propósito educativo es capacitar a nuestros alumnos para que actúen como ciudadanos conscientes del mundo en el que viven, para que valoren la belleza y actúen con respeto por la sociedad y el entorno y para que sean ciudadanos felices y competentes.

Libertad, responsabilidad y respeto son nuestros valores fundamentales, presentes en todas las actividades. Los alumnos tienen la libertad de decidir, de encontrar su camino, de enfocar su vida hacia donde ellos prefieran. Pero deberán hacerlo con responsabilidad, auto limitándose, conociendo sus puntos fuertes y sus carencias, enfocándose a conseguir el objetivo vital que se hayan propuesto con esfuerzo y dedicación. Y siempre con respeto para con los otros, ellos mismos y el mundo que los rodea.

Para conseguir estos objetivos estamos convencidos de que la única manera es dar a nuestros alumnos espacios y tiempos educativos donde ejercer y practicar los valores y actitudes que los harán ciudadanos responsables. Es por ello que organizamos el centro como un modelo de ciudad donde los alumnos realizan actividades cívicas de participación, de colaboración, de servicio y de gobierno.

Les ofrecemos oportunidades donde tengan libertad de gobernar y decidir y ellos aprenden la responsabilidad de la toma de decisiones. Son respetados por ejercer un cargo y aprenden a respetar el cargo de otros. Entienden que la sociedad, la escuela, funciona por la aportación de todos al bien colectivo. Todo esto practicándolo y viviéndolo, ya que los valores no se enseñan, se aprenden actuando día a día, ganando autonomía moral.

La organización educativa del centro para la práctica de todo lo anterior se basa en las actividades que llamamos de Vida Social. Actividades para el funcionamiento del día a día de nuestra ciudad-escuela, para pasar de la responsabilidad personal a la cívica y social. Estas actividades son:  los colores, los cargos, los consejos, el aprendizaje-servicio y el voluntariado.

Los colores – El esfuerzo personal para el beneficio colectivo

Todo alumno, desde infantil 4, escoge pertenecer a uno de tres colores (blanco, verde o azul). Todos los alumnos del mismo color pertenecerán a él a modo de equipo, grupo, partido o familia.  Se usa la división por colores para organizar grupos, equipos, el trabajo colaborativo, algunas competiciones. Los alumnos aprenden que su esfuerzo contribuye al éxito de su color, a la vez que al funcionamiento general del centro. Los colores son usados en la práctica deportiva, organizando la carrera de colores donde alumnos de todas las edades de un color harán relevos para conseguir la victoria. Cuando un alumno realiza un buen trabajo es premiado con puntos o décimas de punto. El color que más décimas consigue participará más en el gobierno del centro, formando el Consell General.

Los cargos –  La responsabilidad del mando      

Los alumnos en las clases tienen cargos. Desde los más pequeños de 3 años, donde su responsabilidad es dar los buenos días a la vez que pasan lista, a los mayores, que son mediadores o responsables de IT, pasando por los jardineros, los bibliotecarios, los cronistas, los responsables de orden e higiene o los responsables del ajedrez. Hay cargos de funcionamiento como los responsables del orden o los jardineros, y cargos de gobierno y representación como los representantes de clase o jefes del color (“caps” de color). La mayoría de cargos son rotativos excepto los de representación y gobierno que se escogen por sufragio universal. Todos los alumnos ejerciendo un cargo practican la responsabilidad de gobernar, el respeto a aquel que tiene el cargo y a colaborar, pensando que uno podrá estar en el lugar del otro en breve. Los mismos cargos de las diferentes clases tienen reuniones de cargos: encuentros semanales de trabajo para detectar necesidades y planificar acciones conjuntas, liderados por un coordinador general. Todos ellos ejercen la libertad del gobierno, con la responsabilidad y respeto que conlleva.

Los consejos – La participación en el gobierno

En el centro hay cuatro órganos de gobierno compuestos por alumnos. El Consell General, El Consell Auxiliar, el Consell de Secundària y Els Caps Generals de Color. Cada consejo se reúne semanalmente con la dirección de su etapa o la dirección general con funciones ejecutivas y legislativas.

El Consell General y el Consell Auxiliar están formados por los coordinadores de los cargos de las clases de primaria, el general de sexto y el auxiliar de tercero y se constituye cada cinco o seis semanas. Los bibliotecarios tendrán el Bibliotecario General, los jardineros el Jardinero General, etc. Se accede al cargo perteneciendo al color que mejor puntuación haya obtenido en el periodo anterior a la renovación. Su principal función es liderar y coordinar el trabajo de todos los cargos de primaria.

El Consell de Secundaria y els Caps Generals de Color, son dos órganos que reúnen los representantes de cada color de secundaria y primaria respectivamente y se constituye cada inicio de curso. Los representantes son escogidos por sufragio universal entre los alumnos del mismo color. Para ello se organiza una campaña electoral, unas elecciones y al finalizar el mandato, una rendición de cuentas. En estos consejos tienen funciones de representación de la institución, legislativas respecto la normativa del centro y ejecutivas.

La hora de Vida Social: APS y voluntariado

Una hora semanal por grupo la dedicamos a realizar actividades de aprendizaje-servicio en el centro. Participan en la cocina, en recepción, en el mantenimiento, en la jardinería, acciones de escuela verde, también los más mayores como ayuda en las clases de infantil, o preparando las actividades de laboratorio de los cursos de primaria. El concepto es sencillo: realizas un servicio a la comunidad educativa y a la vez aprendes competencialmente.

Los alumnos de secundaria realizan actividades también para colectivos fuera del centro y algunas fuera del horario escolar en forma de voluntariado. Se realizan actividades en residencias geriátricas, centros de educación especial y se participa en programas sociales, campañas solidarias, etc. Algunos alumnos realizan refuerzos educativos para niños en exclusión social, otros participan en actividades de defensa de los animales, todo ello en horario de tardes o de fin de semana.

Todas estas actividades son evaluables, y se reflejan en los informes de evaluación que se reportan a las familias. El sistema de evaluación 100% competencial aquí no cabe y sería objeto de otro artículo.

En definitiva, el objetivo de toda esta organización es formar a nuestros alumnos en competencias para la vida. Para darles herramientas, aptitudes y experiencias que estamos convencidos que les serán tanto o más útiles que los conocimientos curriculares en su futuro personal y profesional. Para formar ciudadanos libres, felices, competentes y con conciencia cívica, participativa y social.

 

 

La participación de los alumnos en el gobierno y el funcionamiento de la Escuela.
Suscríbase a nuestra newsletter



Pin It on Pinterest